Inicio
facebook twitter google+ linkedin YouTube
Telf. +376 723 777
ES FR CAT

Servicio de asistencia rápida, Taller oficial autorizado, Tienda

Menú

Consejos e información sobre neumáticos

Controlar el estado de los neumáticos en Andorra es la mejor opción.  Cualquier conductor está preocupado por su seguridad al volante. Y,  probablemente, los neumáticos son los elementos que más directamente  influyen en el nivel de seguridad. De hecho, en 2005 los neumáticos en  mal estado provocaron más accidentes de circulación que los fallos en  el sistema de frenado. Es decir, que es como para poner un poco de  atención en este tema, dedicarle un tiempo, por ejemplo, cada mes, y  controlar su buen estado y su conservación correcta.

Si no sabes muy bien cómo hacerlo, hoy te traemos aquí algunos consejos prácticos para garantizar su buen estado.



Algunas recomendaciones para conservar mejor tus neumáticos.


No apurar en sus prestaciones.La profundidad del dibujo sirve ofrecer adherencia durante la circulación. La ley dice que no debe ser inferior a 1’6 milímetros, pero lo adecuado es no llegar nunca al límite y renovar los neumáticos con cierta antelación para garantizar nuestra seguridad.

Vigilar la presión. Un neumático desinflado no realiza correctamente su función sobre la calzada. Pierde adhesión, se calienta, provoca más gasto de gasolina y hace que vehículo sea más inestable. Los expertos aconsejan comprobar una o dos veces al mes la presión, siempre en frío y sin carga excesiva en el vehículo. Por cierto, hay que revisar también de vez en cuando la presión de la rueda de repuesto. Es aconsejable apretar bien los tapones protectores de las válvulas de inflado para evitar fugas de presión.

Revisar es estado de los neumáticos. Hay examinar con regularidad su aspecto, para comprobar si hay desperfectos o desprendimiento de la banda de rodadura, grietas, cortes, protuberancias u otros elementos extraños. También hay que cerciorarse de que el desgaste es regular, ya que si se deterioran más en un sitio que en otro puede ser síntoma de un problema del vehículo.

Almacenamiento adecuado. En algunas zonas de temperaturas extremas, los conductores usan neumáticos diferentes en verano y en invierno. Cuando retire cualquiera de ellos, asegúrese de guardarlos de manera correcta para conservarlos bien. Si cambia sus neumáticos en Andorra, señale la posición que tenía cada uno de ellos en el vehículo. También debe limpiarlos, ya que si los guarda con restos de suciedad puede estropearlos. No los deje al sol o en lugar muy húmedo. Si tienen llantas, deposítelos tumbados y si no las tienen, en posición vertical.
 

Consejos de uso de los neumáticos.

Además de velar por su buen estado y conservación, es recomendable hacer un buen uso de ellos durante la conducción. Por ejemplo, mantener una velocidad excesiva en verano, acelera su desgaste. Además, la carga influye directamente en las prestaciones de las ruedas. Cuanto mayor es el peso que deben soportar, menor ha de ser la velocidad.

De hecho, este es un punto importante en el que queremos profundizar. Cuando nos vamos de viaje tendemos a sobre cargar el vehículo, excediéndonos con el equipaje y a veces con el número de pasajeros. Esto influye directamente en el comportamiento del vehículo en general y de los neumáticos en particular. Lo adecuado es no excederse con la carga y, si no podemos evitarlo, conducir a velocidad muy baja y calculando un mayor tiempo de frenado.

Más cosas importantes. Si le preocupa el buen estado de sus neumáticos en Andorra, recuerde que subir a los bordillos o rozar los neumáticos con la acera cuando estamos aparcando provocan daños importantes en ellos. Aunque no los detectemos a simple vista, pueden derivar en un reventón o desprendimiento de la goma. Evite raspar las ruedas y enfrentarlas de manera brusca a superficies con aristas o puntiagudas.

Por otro lado, debe saber que la vida útil de un neumático es de 10 años. Si ha superado este plazo debe cambiarlos y no se deje engañar por su aspecto el caucho envejece y pierde aptitudes. En el caso de caravanas, remolques y otros dispositivos similares, que no se usan frecuentemente hay que cambiarlos cada 6 u 8 años. Y no utilice la rueda de repuesto si supera los 6 años de antigüedad.

Revisión y reparación.

Ante la duda, acuda a un taller profesional o a un especialista que revise sus neumáticos en Andorra y le confirme su estado. Si tiene desperfectos, él le dirá si pueden ser reparados o si, por el contrario, es necesario cambiarlos.

Su seguridad y la de su familia dependen mucho del buen estado y de la conservación de sus neumáticos.



Distribuidor Oficial

Michelin Bandiser Mann Filter