Inicio
facebook twitter google+ linkedin YouTube
Telf. +376 723 777
ES FR CAT

Servicio de asistencia rápida, Taller oficial autorizado, Tienda

Menú

Diferencias entre un neumático caro y uno barato.

Normalmente, comprar algo muy barato acaba saliendo caro. Y eso puede aplicarse también en el caso de los neumáticos. Ya sabemos que nadie suele dar duros a 4 pesetas. Por otro lado, si hablamos de la seguridad de nuestro vehículo, la de nuestra familia y de nuestra propia integridad, no tiene demasiado sentido optar por gangas incompresibles que no nos dan ninguna garantía. Invertir en seguridad es acertado. La calidad de los componentes que integran nuestro vehículo es crucial para evitar accidentes.

Los neumáticos, elemento clave en la seguridad vial.

Como ya hemos dicho aquí en muchas ocasiones, los neumáticos son el único punto contacto entre nuestro vehículo y la calzada. ¿Llevarías unos zapatos de suela resbaladiza para caminar por el exterior en un día de lluvia? Probablemente no. Es más: si la situación te pillara de improviso, estarías deseando llegar a tu casa para cambiarte el calzado porque la situación te haría pasarlo mal, ¿verdad? Pues con los neumáticos pasa lo mismo, pero llevado a dimensiones mucho más graves. Las consecuencias de no llevar unos neumáticos en condiciones o de mala calidad va más allá de un resbalón y, para solventarlo, no podemos agarrarnos a ninguna barandilla…

En el caso de los neumáticos, hay veces que encontramos productos muy baratos que luego nos deparan sorpresas muy desagradables. Por ejemplo, que no pasen la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) porque no cumplen con las características pertinentes, como el índice de carga o el índice de velocidad, fecha de fabricación, etc. Todos estos elementos deben constar en los flancos del neumático de una manera clara y legible.

Por otro lado, la crisis de los últimos años ha hecho que crezca la demanda de neumáticos de segunda mano que, en muchos casos, no garantizan al 100% la seguridad de nuestro vehículo. El motivo es que no podemos saber a ciencia cierta cuál ha sido el uso que se le ha dado anteriormente a ese neumático. Esto determinará su estado y la conservación de sus prestaciones y no siempre son factores que se puedan comprobar a simple vista.

¿Cómo comprobar la calidad de los neumáticos?

Desde el año 212, todos los neumáticos que se venden en Europa tienen que llevar la Etiqueta Europea, que contiene sus propiedades y características: resistencia a la rodadura, adherencia en superficies mojadas o el ruido que produce al girar sobre el firme. Se trata de un elemento muy útil para comprobar la naturaleza del producto que estamos comprando.

De estos factores dependerá la respuesta del vehículo ante determinados imprevistos. Por ejemplo, una frenada repentina, un giro brusco o situaciones provocadas por las inclemencias del tiempo. Es decir, si estos factores no son los adecuados, podemos poner en entredicho nuestra seguridad y la de los otros.

Y son muchas las marcas y expertos que han realizado estudios sobre la respuesta de los neumáticos de bajo coste, como los que nos llegan desde China. En la mayoría de los casos, el resultado no era satisfactorio: deficiencias en el agarre, estabilidad, distancia de frenado, etc.

Recomendación: elegir siempre proveedores reconocidos de neumáticos.

Esta es la clave para tener todas las garantías cuando adquirimos unos neumáticos nuevos para nuestro vehículo: elegir primeras marcas o acudir a un proveedor reconocido o a distribuidores oficiales, como Pneumátics Pirineu, S.A.De hecho, no solo es importante la calidad del neumático sino también la del montaje de los mismos.

En cualquier caso, los conductores deben saber que pueden optar por primeras marcas, que ofrecen neumáticos de alta calidad con resultados demostrados sobre máximas prestaciones y mayor durabilidad; segundas marcas, que suele englobar las marcas blancas de los principales fabricantes. Esta suele ser una buena opción por su relación calidad/precio; y las marcas económicas, cuyos precios son muy atractivos pero que no siempre garantizan un buen producto.

En general, hay que evitar la gama más baja de neumáticos. Acudir a unos de calidad superior amplía nuestra seguridad y también nos garantiza una mayor durabilidad. Es decir, a la larga puede ser una buena inversión gastar un poco más en los neumáticos. Y, por supuesto, hay que elegir bien las prestaciones de los mismos, en función del clima y las características por las que circulamos habitualmente.

Go to Geek Prank and try the online Windows XP simulator, play with the classic Minesweeper and Tetris games or listen to some music.



Distribuidor Oficial

Michelin Bandiser Mann Filter